Tama fue un compañero de camino .... 

 

Todo empezó gracias a Tama y a una "noche oscura del alma" que el destino trajo para exigirme una mayor comprensión. Duró los años suficientes para conocer otras formas de aprender y descubrir otras capacidades innatas que desconocía.

 

En esa época, la dificultad de comunicación con el ser humano empujaba a buscar nuevos canales de comprensión.

“Hablando” un día con Tama, fiel compañero de cuatro patas, tuve la sensación que respondía con una voz sin palabras que nos conectaba desde el alma. Me impactó, y quedé cohibida. Tama en silencio, respetó el tiempo que pedía mi miedo para asimilar la experiencia.

 

Investigué en distintos campos con las limitaciones que impone "la noche oscura", y no hallando respuesta, una llamado interior venció el miedo permitiendo otras formas de experimentar.

 

Despacio y con respeto, un día Tama expresó su mensaje: "Esencias"... Yo las tomaba pero no entendí el significado en ese momento. Me dejé guiar por el instinto, puse unas gotas en la mano, se la acerqué, y las lamió.

 

Estábamos juntos las 24 horas del día, sufría mi proceso y aun siendo un cachorro somatizaba mi estado. La intuición llevó a tratarlo con las esencias que yo tomaba… ¡Sorpresa, Tama mejoraba más rápido que yo!... Con el tiempo descubrí el motivo; el filtro racionalista. Yo quería curarme, mientras Tama no lo pretendía y simplemente se curaba. Él mejoraba más rápido porque no se hacía preguntas... Él mejoraba y yo mejoraba a través de él.

  

Un día, decidió que ya podía caminar sola y se marchó. No hubo despedida porque no fué necesario.

 

Tama me mostró el camino a las esencias florales y otras técnicas terapéuticas adecuadas para los animales, y me ayudó a reconectar con el lenguaje universal que nos une a todos los seres vivos: La comunicación entre especies.

 

Tama fue comprado. En ese momento de mi vida usaba abrigos de piel, cada cumpleaños me regalaba bañarme con delfines en cautividad y comía carne... Los animales me gustaban pero no tenía ninguna conciencia animal.

 

Son seres sintientes y con emociones. 

 

Desde que tomé conciencia, he dedicado mi vida en cuerpo y alma a la defensa del bienestar animal respetándolos como se merecen.  

 

                ... Gracias Tama.

 

Llegaron más maestros de cuatro patas. Todos ellos me mostraron el camino de la conciencia y empatía animal. Desde Tama hasta Tristán han pasado más de 20 años… Soy vegana y activista. Ya no hay vuelta atrás.

 

A todos ellos, y a los que sigan llegando, dedico el proyecto:

                                                          TAMA´S ESSENCES  al servicio del Reino Animal

Gipsy
Nus
Cleta
Jocker
Melitón
Batula
Boston
Vasco
Django
Bolita
Gala
Shylock
Tristán
Mostrar más

Calendario

Cursos y Eventos 

Creada con amor por

© Olga Porqueras - Para Animales 2018

Proyecto Tama´s Essences

olgaporqueras@para-animales.com